El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

plaguicidas agroEn los últimos siete años, el MGAP aplicó 131 multas por mal uso de plaguicidas

Entre 2011 y 2017, las denuncias se multiplicaron por cuatro.

Las denuncias ante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) por mal uso de productos fitosanitarios han venido aumentando en los últimos años. En 2011 fueron 35, pasaron a 82 en 2012, a 104 en 2013 y tuvieron su pico máximo el año pasado, con 166 denuncias, según surge de la respuesta a un pedido de acceso a la información pública hecho por Río Abierto de la diaria al MGAP.

Natalia Uval
En total, en el período hubo 758 denuncias por distintos motivos. La mayoría de los reclamos (27%) fue por deriva, que el MGAP define como “toda porción de producto fitosanitario que cae fuera del sitio objeto de tratamiento”.

 

El segundo motivo más importante de denuncia (20% de los reclamos) fue por no respetar las distancias mínimas para realizar fumigaciones aéreas y terrestres. Según la normativa vigente, las aplicaciones aéreas deben realizarse a más de 500 metros de distancia de cualquier centro poblado o del límite del predio de cualquier centro educativo, y las fumigaciones terrestres, a menos de 300 metros. En 2017, hubo más del doble de denuncias que en años anteriores porque las fumigaciones no respetaron la distancia mínima de centros educativos.

Motivos de las denuncias
El tercer motivo en importancia (15%) tiene que ver con la afectación a los cursos de agua o con no respetar las distancias mínimas para la fumigación: a más de 30 metros de ríos, arroyos, cañadas, lagos, lagunas, represas y tajamares en caso de que la fumigación sea aérea, y a más de diez metros en caso de que sea terrestre. 9% de los motivos de denuncia apuntaron a la afectación de cursos y 6% al no respeto de las distancias.

Además, 11% de las denuncias fueron por afectaciones a la salud presuntamente derivadas de la aplicación de plaguicidas, y 13% consistieron en reclamos por mortandad de colmenas debido a la misma causa. El mayor número de denuncias por este último motivo se dio en 2012 y 2017.

También son pasibles de denuncia la circulación por la vía pública de maquinaria de aplicación cuando el tanque contiene productos fitosanitarios o está sucia por el producto, así como la constatación de que se está lavando la maquinaria de aplicación en cursos de agua, o se está llenando con agua los tanques de la maquinaria sin usar recipientes intermedios limpios de productos fitosanitarios.

En el pedido de acceso a la información pública realizado el 24 de abril, y respondido este mes, se consultaba cuántas multas y apercibimientos se aplicaron por mal uso de plaguicidas y el monto de las multas. El MGAP contestó que en el período 2011-2017 se aplicaron 131 sanciones económicas y se hicieron 27 apercibimientos.

El ministerio no contestó la pregunta sobre los montos de las multas. Según el decreto 457/001, que regula la aplicación de productos fitosanitarios, las multas pueden ir de 2.671 unidades indexadas (aproximadamente 10.400 pesos) a 2.671.038 unidades indexadas (cerca de 10,4 millones de pesos).

Evolución número de denuncias
El glifosato y China en lo alto del ranking
72% de los productos fitosanitarios que Uruguay importó en 2017 fueron herbicidas, según datos del MGAP. Entre ellos, casi la mitad (48%) es glifosato en sus distintas formas (sal dimetilamina, sal amónica, sal potásica, sal isopropilamina). El producto que le sigue tiene una participación de 4%. El glifosato es uno de los productos fitosanitarios más controvertidos; hay numerosos informes científicos que alertan sobre su toxicidad y otros tantos que descartan riesgos para la salud de los seres humanos siempre y cuando el producto sea bien aplicado. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer incluye a este producto dentro de los “probables carcinógenos para los seres humanos”, mientras que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria considera que es “poco probable” que cause cáncer en seres humanos. Los países de la Unión Europea están divididos sobre la conveniencia de autorizar este producto, aunque por el momento hay una autorización vigente hasta 2022.

Por otra parte, el principal origen de las importaciones de productos fitosanitarios a Uruguay en 2017 fue China, que concentró 61% de las ventas, seguido de lejos por Argentina, con 20% de las ventas.

El monto total en dólares de las importaciones de herbicidas en Uruguay aumentó exponencialmente entre 2005 y 2014; pasó de 36 millones en 2005 a 155 millones en 2014. En cambio, a partir de 2015 se registró un descenso: ese año el monto fue de 88 millones, al año siguiente de 81 millones, y el año pasado fue de 76 millones. De todos modos, los montos todavía no cayeron tanto como para igualar las cifras de 2005 y 2006.
Datos: Ana Tuduri.

LA DIARIA - Montevideo - URUGUAY - 21 julio 2018