El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Carinata UPMUPM junto a INIA y Facultad de Agronomía exploran la Brassica carinata como una nueva alternativa de cultivo de invierno


UPM está desarrollando nuevos conceptos en materias primas para los biocombustibles mediante la prueba del cultivo de invierno de Brassica carinata en Uruguay. El cultivo ofrece una interesante opción como cultivo de invierno para los productores proporcionando ingresos adicionales y en cumplimiento de todos los aspectos de sustentabilidad.

La Brassica carinata es una especie vegetal especialmente mejorada para la producción de biocombustibles renovables. Tiene un contenido de aceite cercano al 48 % siendo no apto para consumo humano.


“Brassica carinata aporta un grano con grandes contenidos de aceites siendo éstos una muy buena materia prima para la producción de biocombustibles. Asimismo, provee como subproducto harina proteica para ser utilizada en la alimentación animal”, explica Pieter Boutmy, Coordinador de Desarrollo de UPM Biofuels.

El año pasado se sembraron 7200 hectáreas de Brassica carinata en Uruguay. “Vamos teniendo año a año una buena receptividad de parte de los productores. Ahora estamos aumentando las áreas comerciales en asociación con productores locales. Todas las áreas sembradas son en alrededor de 50 campos de productores asociados”, explica Boutmy.

Colaboración académica
UPM está desarrollando este proyecto con colaboración y soporte de la Facultad de Agronomía y del INIA. “Trabajamos con UPM desde hace cinco años para experimentar y evaluar Brassica carinata en diferentes localidades de Uruguay”, explica Marina Castro, Investigadora Principal de INIA.
“También hemos probado diferentes épocas de siembra, temprana en mayo y tardía en julio. Según nuestra experiencia, la época de siembra tiene que ser temprana porque en la tardía baja sensiblemente el rendimiento”, afirma. El cultivo se cosecha en noviembre, a veces a principio de diciembre, por lo cual se adecua bien en una rotación con soja.

Adicionalmente una ventaja que tiene la Carinata es que se puede cosechar directo en una sola operación ya que tiene menor dehiscencia que la colza-canola. “Por eso hay menor pérdida de grano que la que tiene por ejemplo la canola, la cual generalmente necesita dos operaciones para cosechar (hilerado y cosecha). Además - por lo menos en el nivel de experimental - el rendimiento se muestra como mayor al de las variedades de canola”, confirma Castro.

La palabra de los productores
“En Uruguay se suma a las pocas opciones existentes como cultivo de invierno, como lo son la colza, el trigo y la cebada. Entonces, para nosotros la Brassica carinata es una alternativa interesante”, confirma Martín Benia, Ingeniero Agrónomo, e integrante de la Consultora AGROSANDÚ.
En Uruguay el principal cultivo es la soja, que es un cultivo de verano. Contar con un cultivo rentable que permita aprovechar la tierra agrícola en invierno y realizar doble cultivo es muy importante.

Benia agrega que el cultivo tiene varias ventajas. “Según la ley, un suelo tiene que estar siempre cubierto. En verano, nosotros cultivamos mayormente soja, pero luego hay que cultivar también en invierno y la Brassica carinata se posiciona en ese momento”.
En caso de no contar con una alternativa de cultivo rentable se debe sembrar un cultivo de cobertura para proteger el suelo de la erosión. “En nuestras condiciones el principal factor que la ocasiona es la lluvia. Esto es importante para el ecosistema, pero no se cosecha, y está generando un costo para los productores”, explica.

Mercado transparente
La totalidad de la producción se realiza mediante contrato con UPM. “Toda la operación se hace a través de UPM, que provee las semillas para los productores, compra toda la cosecha y la comercializa luego en los mercados internacionales”, comenta.carinataUPM 2
“Además, el precio de la Carinata es transparente, ya que se fija según referencias internacionales”. Cuando un productor hace la siembra sabe el costo aproximado de la inversión en la cual va a incurrir, por lo cual conocer el precio del grano a producir permite realizar un mejor análisis de la inversión”.
En estas condiciones la Brassica carinata ha tenido una buena aceptación entre los productores. “Hemos tenido un resultado económico interesante, con inversiones bastante similares a los otros cultivos de invierno”, confirma Benia.

Manejo responsable del cultivo
Otra característica a favor de la producción del cultivo de Brassica carinata es su sistema de certificación RSB (Roundtable on Sustainable Biomaterials).
“Este contribuye mucho al buen manejo general y promueve las mejores prácticas agrícolas. Conlleva varias obligaciones, algunas más específicas de la norma, pero muchas de ellas ya están enmarcadas dentro de la normativa vigente”, explica Benia.
Los aspectos más importantes son que los productores deben tener derecho al uso de la tierra de los campos ya sea bajo su propiedad o con contrato de arrendamiento según
corresponda, tener el Plan de Uso y Manejo de Suelos presentado ante el Ministerio de Ganadería y Agricultura, y ser chacra agrícola con anterioridad a enero 2008.

Una empresa certificadora realiza el proceso de auditoría a partir de la información aportada por el productor, en un proceso llevado adelante por UPM.
Benia comenta que al ser la Brassica carinata un cultivo nuevo los productores siempre tienen sus temores, lleva un período de evaluación, de análisis y de maduración, pero se percibe interés en conocer más acerca del mismo y en la posibilidad de formar parte del proyecto.
“Para nosotros este es el tercer año que lo hacemos y nuestra idea es seguir trabajando con el cultivo y continuar profundizando en la información que se genera, ya sea en el ámbito nacional a través de INIA, Facultad de Agronomía y UPM, como en el ámbito internacional”.
“Creemos que el cultivo es una buena alternativa para invierno y continuará creciendo en área y posicionamiento dentro las rotaciones agrícolas en Uruguay”.

Ingresos adicionales
Normalmente en Uruguay, los cultivos de invierno que se realizan son trigo y cebada, y hay un área menor de colza-canola. “Para un productor que ya está acostumbrado a hacer este último cultivo, para sembrar Brassica carinata no necesita más experiencia ni inversiones porque se maneja bastante parecido a una colza-canola”, explica Castro.
Además, la Carinata produce mucha cantidad de biomasa, esto previene la erosión, mejora la calidad del suelo y no genera cambios en el uso de la tierra.
Castro puntualiza que debido a los altos costos en la agricultura, los márgenes están muy ajustados en este momento y que la rentabilidad se da en la suma de los cultivos durante de todo el año.

“La Carinata proporcionará ingresos adicionales a los productores locales que normalmente no tienen sus campos en uso productivo durante el invierno (barbecho), y que se encuentran esperando sembrar el siguiente cultivo de verano”.

“Estamos en unos años complicados de clima en Uruguay, y estos estreses hídricos han hecho disminuir los rendimientos de los cultivos. También bajaron los precios internacionales y por eso los productores buscan alternativas de cultivos más rústicos para cultivar. Muchos productores que probaron Carinata piden para sembrar más área, porque les sirve como cultivo y evidentemente sirve como negocio”, concluye Castro.
Una materia prima excelente para los biocombustibles

Para comenzar a cultivar Brassica carinata, UPM tiene un equipo de soporte técnico y comercial en Uruguay. “Pueden contactarnos a través del email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y explicaremos la propuesta y cuál es la forma para realizar su siembra así como los requerimientos necesarios”, concluye Boutmy.
Todas estas operaciones son realizadas con el cumplimiento de todos los aspectos de la sustentabilidad.

"El uso sostenible de la tierra es esencial para UPM. Estamos desarrollando el cultivo de Carinata ya que proporciona nuevas soluciones de materias primas para la producción de biocombustibles renovables sin comprometer la actual producción de alimentos", comenta.

“Hemos logrado la certificación “RSB” (Roundtable on Sustainable Biomaterials) en Uruguay, con el cumplimiento de los principios de conservación, la aplicación de las legislación nacional e internacional, afirmando el compromiso con los conceptos de sustentabilidad en todo el proceso”, Boutmy confirma.
UPM UPM lidera la bioindustria forestal hacia un futuro sostenible y orientado a la innovación a través de seis áreas de negocio: UPM Biorefining, UPM Energy, UPM Raflatac, UPM Specialty Paper, UPM Communication Papers y UPM Plywood. UPM ofrece soluciones confiables y sostenibles a la creciente demanda global de los consumidores. Nuestros productos se producen a partir de materia prima renovable y reciclable. La empresa emplea aproximadamente 19.100 personas alrededor del mundo y sus ventas anuales rondan los 10 mil millones de euros. Las acciones de UPM cotizan en la Bolsa de Valores de Helsinki (NASDAQ OMX). UPM – The Biofore Company – www.upm.uy


UPM - URUGUAY - 12 julio 2018