El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

egresados cursos harvesterVeinte egresados en curso de Operador en Cosecha Forestal, Harvester y Forwarder llevado adelante en Quebracho

Con la presencia de Eduardo Pereira, director general de Inefop, encargados de Recursos Humanos de Montes del Plata Diego Carrau y de UPM Forestal Oriental Sandra De León, encargadas de gestión de proyectos del programa Cardijn Violeta García y Laura Viñas, el diputado suplente Martín Piteta, el director de la Escuela Agraria de Guaviyú, Víctor Pesce, el presidente de la Asociación Civil Quebracho (Acique) Alberto Gómez y otros directivos, personal docente, directivos de la empresa Ponsse, los 20 participantes del curso de Operador en Cosecha Forestal y demás presentes, se cumplió, en el anexo de UTU de Quebracho, el acto de cierre de curso Operador en Cosecha Forestal Harvester (cosechadora) y Forwarder (autocargador), que fue financiado por Inefop y coordinado por Cardijn.


En la ocasión, se entregaron diplomas a los 20 participantes. De ellos, 16 registraron una asistencia del 100%, mientras que los cuatro restantes, superior al 95%. A la alegría de haber aprobado el curso, que insumió dos meses y medio, se les sumó la grata sorpresa de que todos cumplirán pasantías por 30 días para realizar actividades prácticas en UPM y Montes del Plata. Mediante sorteo, se asignaron diez pasantes a cada empresa y se suscribió el convenio entre Inefop, UPM y Montes del Plata para concretar dichas pasantías.

Finalizado el acto, Eduardo Pereira expresó a EL TELEGRAFO que “esta era una actividad de formación muy importante, porque hay una articulación entre el proceso formativo y la práctica laboral”. Quienes “realizaron este curso, de manera teórica y con equipos simuladores, van a tener ahora la posibilidad de trabajar para UPM y Montes del Plata de manera práctica, con maquinaria real en un sector dinámico, que ofrece oportunidades laborales de alta calidad, en actividades formativas que tienen insuficiente oferta laboral”, pues “hay necesidad de contar con trabajadores formados. Es decir, es muy importante poder desarrollar acciones que acerquen la formación al trabajo y esta lo ha hecho”, evaluó Pereira.

Desde la “demanda de la sociedad civil que surgió en Quebracho, nos acercaron una propuesta, la trabajamos, la fuimos ajustando y hoy tenemos un producto, que nos permite generar un modelo a replicar en otras zonas”. En ese sentido, “estuvimos hablando tanto con la gente de Montes del Plata y UPM y de todas las partes para seguir repicando acciones formativas con esta metodología”, añadió el director de Inefop.

“INCORPORAR NUEVAS PROPUESTAS”
Pereira se mostró contento, “ya que el trabajo y lo administrativo que manejamos hoy lo apreciamos en vivo, con la emoción de los jóvenes que participaron, las expectativas de trabajo, la práctica remunerada complementada con lo que van a pagar las empresas y un viático a cargo de Inefop. Este es un camino que debe transitar por lo menos la educación técnica, la educación para el trabajo, y combinar mucho más lo teórico con lo práctico. Esta es una señal que va en esa dirección”.
Sobre posibilidades de repetir este curso o similares en Quebracho, Pereira expresó que, “dado el éxito, donde el 100% de los que participaron culminaron con magnífica concurrencia, aún aquellos que tenían que viajar muchos kilómetros –lo que habla muy bien de la gente de Quebracho–, tenemos fundamentos sólidos para plantear, aumentar, replicar o ver otras opciones. Hay posibilidades y ya hemos estado hablando acerca de incorporar nuevas propuestas para esta localidad”, finalizó.

DIRECTIVOS DE ACIQUE
En el acto de clausura de cursos de Operador en Cosecha Forestal, estaban presentes directivos de la Asociación Civil Quebracho (Acique), que promovió y articuló la iniciativa que con éxito. EL TELEGRAFO dialogó con el doctor Emerson Arbelo, quien fue presidente al iniciarse este proceso y luego con Alberto Gómez, que preside actualmente esa asociación.

“Estamos muy felices de que el curso se llevara a cabo”, dijo Arbelo. “Las gestiones comenzaron en 2016 o fines de 2015” con la “gestión del compañero Gastón Vique”, entonces directivo de Acique, “quien nos vinculó con el programa Cardijn que, en acuerdo con Inefop, se encarga del armado de cursos. Él (Vique) fue el articulador local para que el curso llegara a esta zona, máxime que Cardijn lo tenía pensado, pero sin definir el territorio para aplicarlo. La tarea de articulación fue larga, pero por suerte se concretó y hoy está finalizando con éxito”.

Por su parte, Gómez expresó que “las sensaciones que sentimos ahora son las mismas que siente toda la Comisión, la anterior y la actual, y la alegría inmensa de la zona. Una satisfacción para Acique poder posibilitar trabajo de calidad para Quebracho”. Destacó además “la cooperación que hemos tenido de Cardijn e Inefop. Sin ellos, el curso no hubiera salido”.

Recordó que “durante la presidencia de Emerson (Arbelo), Acique realizó durante varios días y en dos oportunidades relevamientos entre la población, y se detectaron más de 200 personas interesadas”. Según Gómez, “la selección final no le correspondió a Acique, sino que fueron los capacitadores que marcaron los perfiles y llegaron a determinar los 20 beneficiarios”.
Adelantó que están en contacto “con estas dos instituciones. Si estos 20 muchachos se consolidan laboralmente y dado que las empresas forestales tienen demanda de este tipo de operadores, es posible que el año próximo podamos estar trabajando con nuevos relevamientos”.

LOS NUEVOS OPERADORES
Finalizada la entrega de diplomas, EL TELEGRAFO recogió las impresiones de algunos participantes. Ariel Núñez, de Quebracho, dijo que “el curso estuvo buenísimo y fue una excelente oportunidad que se ha dado a nosotros y a la zona. Una alegría haber sido parte de esto. Estoy muy agradecido a todos los integrantes de la sociedad que lo hicieron posible”. Expresó también su deseo de “que esto siga saliendo y más chicos tengan la oportunidad de hacer cursos así”.
Juan Reyes, también de Quebracho, dijo que “el curso fue interesante, una propuesta abierta para quienes –como a mí– nos gusta esta actividad. La experiencia llevó dos meses y medio, intensos pero llevaderos, y conformamos un gran grupo”. Felicitó a “los participantes de Constancia, Queguay y Gallinal, que también participaron con el sacrificio de trasladarse”, valoró.

Mientras, a Ronal Soria, de Gallinal –uno de los que registró asistencia perfecta–, le resultó “una muy buena experiencia y por suerte pude venir siempre, aunque lloviera”. Ahora “nos tocan 30 días de pasantía que haremos, al igual que Juan (Reyes), en Montes del Plata”.

Diario EL TELEGRAFO - Pysandu - URUGUAY - 11 febrero 2018Diario EL TELEGRAFO -  Pysandu - URUGUAY -  11 febrero 2018