El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

cadena forestalEl valor agregado de la cadena forestal ronda el 4% del PIB

Derrame. La actividad pagó impuestos por US$ 280 millones y genera 25.000 empleos, dice estudio
La cadena forestal generó el 3,6% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016, equivalente a unos US$ 1.877 millones. Ese es uno de los principales resultados del estudio Contribución de la cadena forestal a la economía uruguaya, elaborado por la consultora CPA Ferrere y presentado este miércoles en el marco de la celebración de los 30 años de vigencia de la ley forestal.

Fase por fase

En la fase directa de la cadena las empresas que tienen los bosques y las industrias generaron un valor agregado de US$ 675 millones, mientras otros US$ 1.521 millones correspondieron a contratación de servicios de cosecha y silvicultura, y compra de insumos como químicos, agroquímicos gasoil, entre otros.

En la fase indirecta los proveedores y contratistas de la actividad generaron valor agregado por US$ 830 millones, y otros US$ 691 millones correspondieron a insumos y servicios comprados a una segunda ronda de proveedores.

A su vez, estos terceros (mecánicos, repuestos, combustibles, entre otros servicios) generaron valor agregado de US$ 214 millones. Toda esa fase dio lugar a unos 20 mil empleos y remuneraciones brutas por US$ 580 millones.

De esa cantidad una parte se destinó al pago de impuestos, otra al ahorro y el resto se gastó en la economía. Ese consumo inducido generó un valor agregado de US$ 158 millones y otros 5.000 empleos.

Trabajo y empresas
La cadena forestal incluye al menos 25 mil empleos en todo el país e involucra a más de 1.750 empresas vinculadas al sector, según datos del Banco de Previsión Social (BPS). De esa cantidad, el 93% son micro y pequeñas empresas (menos de 20 empleados). Unos 14.500 puestos de trabajo están vinculados directamente al proceso productivo en los bosques y la industria. Al desagregar ese dato, hay unas 5.000 personas trabajando en la fase de vivero y silvicultura, 2.000 en cosecha, 2.700 en transporte, 4.000 en la fase industrial y 600 en logística y exportación.

Impuestos y exportaciones
La actividad forestal generó impuestos y aportes a la seguridad social por US$ 280 millones. La cifra incluye el Impuesto al Patrimonio (US$ 19 millones), IRAE (US$ 33 millones), cargas laborales (US$ 115 millones), gasoil (US$ 21 millones), IRPF (US$ 16 millones) IVA (US$ 61 millones) y otros (US$ 13 millones).

El 80% son generados en el proceso productivo forestal, ya sea en forma directa o a través de los contratistas, según el estudio. Por su parte, las exportaciones del sector totalizaron unos US$ 1.500 millones el año pasado, equivalen a 17,5% del total vendido en bienes por Uruguay, y lo ubican en el segundo lugar de importancia detrás de la cadena cárnica.

Perspectivas
El trabajo destaca que la contribución económica de este sector productivo aumentará en los próximos años. En 2016 la extracción de madera fue de 14 millones de m3 anuales y en los próximos 10 años se proyecta que siga creciendo y trepe hasta 25 millones de m3.

Por otro lado, el estudio da cuenta que la capacidad instalada en la industria es del orden del 50% de la extracción potencial de madera, por lo que “generar valor agregado adicional requiere más inversiones en la fase industrial que acompañen la expansión de la masa forestal”, señaló el informe.

Visión oficial
Durante el evento organizado por la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay (SPFU) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, el titular de la cartera, Tabaré Aguerre, destacó que el desarrollo de la actividad forestal permitió, entre otras cosas, que se incrementara el trabajo en zonas “históricamente deprimidas” del territorio.

Consultado sobre la posibilidad que el país cuente con una tercera planta de celulosa en el país, el ministro indicó que es necesario plantar entre 90 mil y 120 mil hectáreas más para abastecer las necesidades en caso de concretarse la segunda fábrica de UPM.

“Imán” de inversiones
El presidente de la SPFU, Carlos Faroppa, sostuvo que el sector ha innovado incorporando tecnología de última generación. Además, destacó el respeto “estricto” por los aspectos sociales y ambientales, una práctica incorporada a los planes de gestión de cada proyecto.

“El sector forestal ha sido un verdadero impulsor de inversiones y generalmente de inversiones medianas y grandes. Su principal carácter ha sido lo anticíclico, lo que ha permitido que en procesos de recesión aparecieran las inversiones de gran porte, que después fueron faros a nivel internacional para el desarrollo de nuevas inversiones de otras áreas como agrícolas, industriales y de construcción”, destacó. l

Lo dijo
“La ley forestal y el desarrollo del sector son ejemplos de ordenamiento territorial”
Tabaré Aguerre
Ministro de ganadería, agricultura y pesca

Cifra
1,2
millones es el total de hectáreas destinadas a la forestación en el país, de las cuales 800 mil están efectivamente plantadas. Quedan unas 400 mil por implantar.

Diario EL OBSERVADOR - Montevideo - URUGUAY - 23 noviembre 2017