El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

forestacion uruguLa otra locomotora que cincha fuerte de la economía nacional

Si bien hay obstáculos, existen síntomas que demuestran que hay un horizonte estimulante para la forestación, sector que pelea codo con codo con carne y soja en el podio de rubros generadores de divisas
    La Sociedad de Productores Forestales ganó un primer premio en el concurso de stands de la Expo Prado. J. Samuelle

Existen dos sucesos que echan mucha luz sobre el futuro de la agroindustria forestal en Uruguay.

Por Juan Samuelle - twitter.com/juansamuelle

Uno, concretado hace poco, es la inversión del consorcio liderado por Timberland Investment Group de BTG Pactual adquiriendo las operaciones de Weyerhaeuser en Uruguay por US$ 402,5 millones, relanzando la compañía como Lumin.

Otro, independientemente de idas y vueltas y de la concreción del acuerdo definitivo, es todo lo relacionado con la segunda planta de producción celulósica de UPM en el país.

Existen otros ejemplos, como la puesta en marcha a fines de 2016 del aserradero de Frutifor, que demuestran que el sector hace rato maduró y marcha a todo vapor hacia lo más alto del podio de los rubros que generan más ingreso de divisas al país. Por ahora es reñida la batalla con la carne y la soja, pero no lejos en el horizonte los productos de los bosques seguro mirarán al resto desde la cima.

A propósito de síntomas de los buenos, recientemente desde la Sociedad de Productores Forestales (SPF) se mencionó como un activo relevante que últimamente se han puesto en marcha fideicomisos forestales por montos relevantes, lo que ha permitido que con la participación de AFAPs se hayan comprado miles de hectáreas para forestar. Eso demuestra la vigencia de ahorrar forestando. Hay, asimismo, fondos provenientes del exterior que hacen nido en el ámbito forestal local.

Obviamente, no todo lo que reluce es oro: hubo algún paso atrás reciente, como la salida de la cancha de Fanapel, y además operadores privados no cesan de mencionar que hay obstáculos de magnitud considerable, como la falta de competitividad y las carencias logísticas. Otra restricción que se suele destacar es a nivel de áreas que se van protegiendo, por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), lo que más allá de razones o sinrazones establece que cada vez cueste más armar nuevos proyectos forestales. La frontera forestal se achica.

No obstante, hay un millón de hectáreas forestadas, que no es poco para el tamaño del país. En el año 2000 la duda era cómo procesar cinco millones de m3 de madera y en la actualidad ya son casi 14 millones de m3 de cosecha y movimiento de madera, en una cifra que seguirá creciendo.

Más exportaciones
Según el informe de Uruguay XXI correspondiente a julio de 2017, se percibe entre otras consideraciones que la madera, junto al ganado en pie, son los dos rubros que mostraron “tendencias positivas” comparando los registros de exportación del mencionado mes en relación a lo que ocurrió en julio de 2016.

Las exportaciones de celulosa fueron 2% superiores a las registradas en julio de 2016, rondando los US$ 106 millones, lo que la ubicó como tercer producto exportado en el mes.

La madera mostró un desempeño positivo, que tuvo una fuerte incidencia en las exportaciones mensuales. El valor exportado fue de US$ 33 millones, 87% mayor en términos interanuales.

En lo que va del año, las ventas de madera acumulan un crecimiento de 22% en relación al mismo período de 2016.

Considerando exportaciones de bienes realizadas desde Uruguay en julio de 2017, lidera el ranking la soja con el 24% (- 5%) seguida por carne bovina 22% (0%) y celulosa 19% (+ 2%).

En 2016 las exportaciones del complejo forestal (madera, productos de madera, celulosa, papel y cartón) se ubicaron en casi US$ 1.535 millones, lo que representó 18% del total de bienes exportados por el país.

En el rubro pasta de celulosa, el principal obviamente, en 2016 las ventas externas superaron los US$ 1.242 millones, cifra 2% inferior a la de 2015.

La celulosa se ubicó durante el año pasado como segundo producto de exportación de Uruguay, luego de la carne bovina.

Si bien las exportaciones de madera mostraron un comportamiento oscilante en los últimos años, el valor de las ventas en 2016 fue casi 20% superior al de 10 años atrás.

A 30 años de un empuje clave
Estamos en un año especial, dado el cumplimiento de tres décadas de cuando cristalizó la denominada ley forestal, la Nº 15.939, que inyectó un impulso vital al sector, algo inimaginable hasta para sus propios creadores. Esta ley ingresó al Parlamento durante el primer gobierno presidido por Julio María Sanguinetti, cuando el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) estaba a cargo de Roberto Vázquez Platero. En tanto, su ejecución estuvo a cargo de quien le sucediera a Vázquez Platero en el cargo al frente del MGAP, Pedro Bonino. Los resultados de aquella ley perduran, superando todas las previsiones en materia de crecimiento, no solo de los montes destinados a la producción comercial, también de los bosques nativos, lo que significa una herramienta de enorme importancia en el equilibrio ecológico ambiental.

Hace 30 años había apenas 170.000 hectáreas de montes artificiales y 600.000 hectáreas de montes indígenas. Hoy son cerca de un millón de hectáreas y de 850.000 hectáreas, respectivamente.

En los aspectos económicos, considerando que la ley ambientó diversos desarrollos agroindustriales, se activó una mejoría notable de los beneficios obtenidos de las exportaciones, que pasaron de US$ 15 millones en 1990 a casi US$ 1.600 millones en 2016.

Asimismo, hubo una mejoría sustancial no sólo en la cantidad de mano de obra ocupada, sino en la calidad de la misma y en la seguridad en el trabajo.

La masa forestal generada, además, ha posibilitado que en el país se hagan inversiones privadas extranjeras de las mayores en la historia, concretamente las que han ejecutado UMP y Montes del Plata.

En la Expo Prado, un escenario preferentemente ganadero, este sector también dice presente, con informaciones que el interesado puede obtener en el stand de la SPF o en el del MGAP. l

Aporte de SPF
La Sociedad de Productores Forestales (SPF) ganó el Primer Premio –categoría Gremiales de ARU– en el concurso de stands de la Expo Prado. Además de brindar información a 30 años de creada la Ley Forestal, difunde las fotos ganadoras del concurso de la Asociación PEFC Uruguay, pero básicamente apuesta a educar. Cuando los escolares ingresan una escritora, María Rielli, lee una de las obras de su libro Cuentos de las cuatro estaciones. Luego los chicos dialogan con los anfitriones, el docente y entre ellos, sobre los mensajes del cuento y los valores promovidos por la SPF, como proteger el monte nativo, y se les explica el valor de la actividad forestal. Luego dibujan sobre paneles de celulosa, reciben un pin de recuerdo y se toman la foto grupal.

Cifras
US$ 1.535
millones... totalizaron durante 2016 las exportaciones del complejo forestal (se considera madera, productos de madera, celulosa, papel y cartón).

18%
del total... de los bienes que se exportaron desde el país son lo que aportó el complejo forestal según datos brindados desde Uruguay XXI.

Diario EL OBSERVADOR - Montevideo - URUGUAY - 14 setiembre 2017