El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

combustible carinataCarinata y Uruguay

En mayo de 2017, en viaje a Canadá, el canciller Nin Novoa se interesó por la carinata
Firma canadiense de biocombustibles ampliará sus inversiones en Uruguay
Durante su gira oficial en el país norteamericano, el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, se reunió con empresario del sector del sector oleaginoso, quienes prometieron ampliar sus operaciones en nuestro país.

Una comitiva gubernamental, liderada por el titular de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, se reunió con directivos de Agrisoma Biosciences, empresa especializada en el sector oleaginoso, y se habló de triplicar para 2018 la producción de Brassica carinata, una variedad de canola. Se trata de una firma especializada en biocombustibles ya había concretado su primera cosecha a estala industrial en 2016.

“Entre los múltiples beneficios que brinda la carinata se destaca que se trata de un segundo cultivo comercial de invierno en rotación con la soja, que nutre el suelo y reduce significativamente su erosión, que genera una fuente de energía renovable que permite un ahorro significativo en emisiones de gases de efecto invernadero gracias a la producción de biocombustibles y, en paralelo, ayuda a la seguridad alimentaria global por generar, como subproducto, alimento para animales con alto valor nutricional”, reza el comunicado oficial del ministerio.

La Brassica carinata sirve para producir biocombustibles que se usan en automóviles y aviones. También, se puede producir aceite para alimentación animal.
Con la confirmación de Agrisoma Biosciences, Uruguay se posiciona a la vanguardia en la producción agrícola sostenible, asegura RREE, y se reducirán las emisiones de gases de efecto invernadero.

Un comunicado de aquel momento decía:
"Entre los múltiples beneficios que brinda la carinata –indica el texto del comunicado del ministerio– se destaca que se trata de un segundo cultivo comercial de invierno en rotación con la soja, que nutre el suelo y reduce significativamente su erosión, que genera una fuente de energía renovable que permite un ahorro significativo en emisiones de gases de efecto invernadero gracias a la producción de biocombustibles y, en paralelo, ayuda a la seguridad alimentaria global por generar, como subproducto, alimento para animales con alto valor nutricional”.

Este tipo de canola sirve para la producción de biocombustibles utilizados en automóviles y en aviación; además, sus productos derivados se destinan a la alimentación animal. Con la confirmación de la firma canadiense Agrisoma Biosciences, Uruguay pasará a la vanguardia en la producción agrícola sostenible y reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero, indica el comunicado.

ICI  URUGUAY -  01 julio 2017