El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pablo MainardiEntrevista de Economis al CEO de Arauco Argentina: “Poner otra planta de celulosa es una posibilidad, pero hay que generar las condiciones para la inversión”

¿Pasteras sí o no? ¿Le conviene a Misiones la instalación de otra planta de pasta celulósica? ¿Cuánto gana en términos de empleo? ¿Mejora o empeora los precios para los productores forestales? ¿Qué pasa con la tenencia de la tierra? ¿El impacto ambiental?

 

Martin Boerr
Desde hace un tiempo Economis busca incentivar ese debate, contando la historia del “descongelamiento” de las grandes inversiones y capitales del sector forestoindustrial, capaces de invertir 1.000 o 2.000 millones de dólares para instalar una mega-planta del estilo de la polémica Botnia.

Pasó el kirchnerismo y la pelea por la instalación de aquella pastera en suelo uruguayo. Hoy estos capitales, que cuentan con el apoyo decidido del presidente Mauricio Macri a través de la Mesa Forestal, analizan si invierten o no en un país que han evitado cuidadosamente en los últimos 15 años.

La provincia tiene una actitud mas cautelosa. Quiere las inversiones tanto como Macri, porque se necesita generar trabajo para los misioneros (y en el Estado provincial o Nacional parece no haber lugar para un solo empleado público más). Pero Misiones también busca evitar que un gigante como Arauco Argentina venga y desplace nuevamente a cientos de productores pequeños al comprarle sus chacras.

Economis dialogó en exclusiva con Pablo Mainardi, el CEO de Arauco Argentina, la principal empresa foresto industrial del país, mayor productora de pasta celulósica de Argentina y mayor empresa de la provincia, con 2 plantas y 255.000 hectáreas (el mayor tenedor de tierras de Misiones).

Relanzamiento de la licitación del puerto

El viernes, Mainardi estuvo en el Palacio San Martín, acompañando el relanzamiento de la licitación del Puerto de Posadas. Arauco Argentina es una de las grandes impulsoras de la reactivación del puerto.

Mainardi primero intentó excusarse, pero luego aceptó el diálogo en uno de los salones del ex Palacio Anchorena. Es que no es habitual que hable a la prensa este ejecutivo que dio contadísimas entrevistas a lo largo de su carrera.

“Creo que cambiamos nuestra imagen”, dijo en un pasaje de la charla, admitiendo de alguna manera que el sector pastero y la empresa tienen o tenían una imagen controvertida.

Mainardi dijo que “se está trabajando muy bien en la Mesa Forestal” pero reconoció que aún no hay inversiones de envergadura anunciadas en el sector.

“Ojalá se anuncie la instalación de otra planta de pasta celulósica”, dijo, dejando en claro que quiere ver crecer a este rubro. Dejó entreveer que Arauco Argentina podría ser el que instale otra planta de celulosa en el país, pero se excusó de dar detalles. “Hay que ser muy prudentes”, afirmó.

Mainardi dijo que, como ejecutivo de una multinacional, “compite contra sus pares de otros países como Brasil, Chile o Estados Unidos para lograr que el grupo Arauco invierta en la Argentina”. Y señaló que hay escollos que le quitan atractivo al país.

Uno de ellos, la polémica Ley de Insalubridad, que generó varios contrapuntos entre el Gobierno misionero y voceros indirectos de la firma (representantes de cámaras sectoriales).

“A la hora de compararse contra otros lugares que no tienen la Ley de Insalubridad, es un punto en contra para el lugar donde es posible que se aplique, respecto de otro lugar”, señaló.

También explicó que para planear inversiones es necesario contar con legislación que les permita ser dueños de grandes extensiones de tierra: “Si no, es como hacer un edificio en un terreno alquilado”.

También se refirió con mucho énfasis a la necesidad de bajar los costos de la logística a través del puerto, de la reactivación del tren o de la puesta en marcha de los bitrenes. El negocio forestal es un negocio de volumen. Hay que llevar árboles a la planta y pasta a mercados como China en enormes volúmenes. Todo lo que baje el costo, hace competitivo al negocio.

Paradoja

A pesar de sentirse muy a gusto con la actitud del actual Gobierno Nacional hacia el sector, Mainardi reconoció que en 2016 tuvieron su peor año en resultados económicos en los 20 que el grupo lleva operando en la Argentina. Cuando le preguntamos por el mejor año, dijo que fue el 2010 (el último año de crecimiento fuerte del kirchnerismo).

-¿Qué me puede decir del trabajo que están haciendo en la Mesa Forestal?

-Para todo el sector forestal es muy bueno, estamos logrando poner a la Mesa Forestal en el lugar de importancia que tiene que tener hoy el sector, que tiene un potencial de generación de empleo, de exportación y todo con una actividad que es absolutamente sustentable.

-Ahora, las inversiones se están analizando pero todavía no hay nada anunciado…

-Yo te diría que hoy el potencial existe, pero también es cierto que el país compite contra los países vecinos que plasmaron algunas inversiones y para eso es necesario que la Argentina logre la competitividad para estar en el  puesto número uno de las nuevas inversiones. Por eso se está trabajando mucho en la logística y en restricciones que hoy tiene el país que los países de al lado no tienen.

-Un comentario sobre la posición de Arauco Argentina ante la Ley de Insalubridad (que impone algunos costos laborales extra para la actividad pastera en Misiones).

-Ahí el comentario más normal es decir que la Ley de Insalubridad no existe en ningún otro lugar del mundo, la verdad es que tenerla hoy es una limitación hay un tema de convencimiento y de consenso porque si alguien introdujo esa ley es porque tenía una idea de que podía ser insalubre y hay que convencerlo de que no es así.

-¿Pero está suspendida por un amparo, en qué les afecta?

-Hoy tiene efectos suspensivos, pero me parece que a la hora de compararse contra otros lugares que no la tienen tienen es un punto en contra para el lugar donde es posible que se aplique, respecto de otro lugar.

-¿Qué mirada tiene el grupo Arauco de la Argentina? Porque en los últimos años ha estado muy relegada en inversiones, mientras en los países limítrofes apostaron fuerte.

-En el inicio de la década del 2000 tuvo algunas compras, compro Pecom, creció con Dreyfus y todo, claramente hizo una apuesta muy grande cuando compró Alto Paraná a mediados de los 90 (1996) y hoy ya tiene más de 20 años.

-Por eso, son inversiones maduras.

-No sé si es madura, somos los que representamos a Arauco en la Argentina y obviamente queremos que las inversiones vengan para acá, lo que pasa que hay que darle condiciones para que la inversión venga acá y no a otro país, yo compito con el par mío en Brasil o en Estados Unidos y el mundo hoy lleva a las inversiones donde las inversiones mejor pueden ir primero y después al resto, Argentina está trabajando fuerte.

-Se habla de una o varias plantas más de pasta celulósica en la Argentina, y puntualmente en la región. Ustedes están interesados en hacer otra planta de pasta, teniendo en cuenta los activos forestales (árboles ya listos para cortar) que hay?

-El potencial está, yo creo que si las condiciones del país lo permiten, podemos ser nosotros como puede ser cualquier otro…

-Proyectos deben tener y discutirlos con tu casa matriz

-Te diría que hay que ser bien prudente y trabajar para que los proyectos caigan por propio peso, sobre todo en la logística, uno no se tiene que olvidar que la Argentina tiene condiciones competitivas muy buenas, como las tiene Brasil o Uruguay o Chile. Desde el punto de vista de ventajas naturales las tiene, lo que también tiene que hacer y una de las limitaciones que tiene es que está muy lejos de los puertos y muy lejos de los mercados. Recién hablábamos de el tema de los trasbordos, en la medida que es eficiente en la logística se acerca a los mercados, sino se aleja de los mercados y algún otro que está más cerca o tiene mejores condiciones se lleva la inversión.

-¿Cómo fue el 2017 para ustedes?

-El 2016 fue un año donde tuvimos entrada de competencia, recién se empezaron a ordenar la macroeconomía de Argentina, el 2017 fue un poco mejor, nosotros confiamos que le 2018 debería ser mejor açun, pero estamos lejos del mejor año.

-¿Cuál fue el mejor año?

-Mirá, no lo tenemos que mirar solo por los resultados…

-¿Los primeros años del kirchnerisimo? ¿Con un dólar alto, costos bajos y el boom exportador?

-No, el 2010 fue un buen año. Obviamente antes de la crisis del 2008 y 2009 que afectó a todos los mercados, hay condiciones macro cuando uno exporta.

-Analizamos los balances de Arauco Argentina y notamos que miran cada vez con más interés el mercado interno en detrimento del mercado externo.

-Tenemos mucho compromiso con el mercado local, hemos crecido, a veces también el tema de no tener la mejor logística hace que no puedas llegar a los mercados.

-¿Pasan mejor a los precios el incremento de los costos vendiendo localmente?

-No, la celulosa es un commodity que se mueve con precios internacionales, obviamente vendiendo acá estamos más cerca, podemos atender mejor y tenemos mejor calidad de servicios, el mercado natural es el local. Pero exportamos a China y a casi todos los mercados con casi todos los productos, estamos llegando con madera incluso a Asia, eso representa un desafío importante.

-¿Se viene o no una nueva industria pastera a la Argentina tras años de congelamiento de estas inversiones?

-Ojalá pronto, la foresto industria tiene muchísimos beneficios, el producto es sustentable, es un complemento muy bueno con los fondos de pensión, potenciales inversores. Plantas un árbol y tiene un plazo importante para dar beneficios, y esos beneficios hay que plasmarlos cuando cortás el árbol. Las decisiones que uno toma en el momento que invierte son las mismas que van a tener en el momento que corta.

-Hagame un balance, con cosas buenas y malas que hayan hecho en estos 20 años en Misiones.

-Yo te diría que el marco de Arauco Argentina es crecer y dar empleo es algo bueno para la provincia, hemos cambiado mucho la imagen o por lo menos nosotros creemos que la empresa ha cambiado la imagen y se ha aggiornado en muchas cosas. Trabaja en conjunto con la provincia en el Puerto de Posadas, somos una actor importante y nosotros estamos en la provincia para quedarnos, las inversiones forestales se piensan a largo plazo y en esto se tiene que pensar en largo plazo en conjunto con los actores, somos misioneros y estamos para quedarnos.

-Pero todavía no vienen inversiones fuertes que respalden esa afirmación.

-Hoy nosotros debemos ser el actor más importante para Misiones en términos económicos. La verdad es que tenemos la voluntad de ir para adelante, tenemos buena relación con la Provincia y la gente de la provincia, damos empleo, somos sustentables.

ECONOMIS - ARGENTINA - 11 marzo 2018