El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 biomasa argentinaEntre Misiones y Corrientes se moviliza más de 14 millones de toneladas de biomasa forestal por año

El subsecretario de Desarrollo Forestal del Gobierno de Misiones, Juan Ángel Gauto, integró el panel de cierre de las Jornadas Nacionales de Dendrocombustibles y Dendroenergía realizadas en Chaco, donde marcó la visión de desarrollo futuro para la región a partir de la generación de energía no solo para destinar a plantas de generación de energías renovables sino también desarrollando estrategias que permitan movilizar la biomasa forestal con inversiones hacia industrias de transformación física y química de la madera.

Por Patricia Escobar
MISIONES (27/8/2017).-
Las Primeras Jornadas Nacionales de Dendrocombustibles y Dendroenergías -realizadas en la ciudad de Sáenz Peña, Chaco- que contó con la participación de profesionales del área forestal de todo el país, cerraron con alentadoras conclusiones que fueron aportadas por referentes del ámbito empresarial, técnico y político a nivel regional y nacional sobre la importancia de la gestión forestal y su contribución social, ambiental y económica para el país.

Entre las autoridades, del panel de cierre participaron, con la visión desde la política nacional, Esteban Borodowski, director de Producción Forestal del Ministerio de Agroindustria de la Nación; desde la gestión de la Provincia de Misiones; el subsecretario de Desarrollo Forestal del Ministerio del Agro y Producción, Juan Ángel Gauto; desde la visión técnica, el director del INTA Bella Vista (Corrientes), Luis Mestres; y finalmente por el sector privado, el empresario Christian Lamiaux, en representación de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines y directivo de APICOFOM (Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes).

La dendroenergía es la utilización de restos de madera o leña para la utilización de generación de energía. El producto de origen forestal se obtiene del bosque nativo ( leña o carbón vegetal), o de la industria de la madera como chips (sucio o limpio), aserrín, cáscara, virutas, astillas, despuntes, raleos de las plantaciones que se transforman en un productos para destinar a las plantas de producción de energías renovables.

Juan Ángel Gauto, subsecretario de Desarrollo Forestal del Ministerio de Agro y Producción del Gobierno de Misiones aseveró que el período de 2010-2020 será recordado por los forestales como la década del desarrollo de la dendroenergía en la Argentina, ya que este concepto inició y avanzó con una fuerte gestión en estos años. “Misiones, en el 2010 sancionó la Ley Prov. 16.106, marco regulatorio de los recursos de dendroenergéticos y biocombustibles en el territorio provincial por medio del cual se aborda la temática en el sector de la agroindustria y la foresto-industria”, indicó inicialmente.

En el 2011 se organizó un Simposio Internacional sobre la temática en Posadas, oportunidad en la que se convocó a los especialistas que estaban en el tema “y no había muchos referentes aún”, explicó Gauto. “Pero este escenario cambió rápidamente en estos años. Como funcionario hacía tiempo que no me detenía dos días en un evento como se dio en estas Jornadas Nacionales que afectan nuestra competencia, y nos permitió medir la realidad y potencialidad de la biomasa forestal en la región, y reafirmar los desafíos. Fue un espacio de mucho aprendizaje y actualización”, sostuvo el funcionario durante sus reflexiones.

“Fue una grata sorpresa las conferencias y los temas expuestos, nos llevamos conocimiento, y quienes tenemos algún nivel de decisión local, estamos repensando los desafíos frente a la información compartida”, admitió.

El subsecretario se refirió también al momento crítico que enfrenta el sector foresto-industrial de la Argentina y con números graficó la realidad que atraviesa: “Acabamos de concluir el Censo Nacional de Aserradero, el Capítulo Misiones, donde el 18% de las Pymes forestales están paradas, y el resto tiene un menor nivel de actividad”, dijo. “Más allá de las situación crítica, uno revisa en este momento por dónde seguir, hacia dónde avanzar, y escuché en las jornadas varios caminos que alientan a futuro. Representantes de máquinas y herramientas también indicaron que hay inversión en las Pymes de industria forestal orientadas a la dendroenergia, por ejemplo, y eso es alentador”, expresó.

En esa línea, consideró que se está frente a un momento decisivo, el año que viene es clave para la gestión forestal. “El concepto de la dedroenergía tracciona fuerte en el sector de Bosques Cultivados, y entre Misiones y Corrientes ya se está cerca del millón de hectáreas forestadas. Están apareciendo las primeras inversiones en la región en proyectos de generación de energía por biomasa forestal y estamos pensando en cómo movilizar este producto hacia la oportunidad de inversiones en la región, frente al excedente que tenemos, para desarrollar más industrias de transformación física y química de la madera en la región”, explicó Gauto.

En su opinión, la Ley de promoción forestal debe incluir beneficios para destinar forestación a la producción de energías renovables. “Hay una ley madre, la 25.080, y su prorroga 26.432, y el marco de aplicación en el país según lo compartido por representantes de la Nación, como Miguel Almada y su equipo, marcan políticas de desarrollo de la dendroenergía y biocombustible. Pero esta ley para establecer los Bosques Cultivados, tiene vencimiento de su vigencia en 2018. Esta visto que sin una política activa de los Estados (nacional y provincial) es imposible el desarrollo del patrimonio de las plantaciones forestales. Se necesita del apoyo del Estado, y esta visto también que el Bosque Nativo también necesita de la concurrencia y gestión estatal”, recalcó.

Avanzar sobre estrategias con una normativa adecuada a futuro, con otras realidades forestales de Chaco, Formosa, entre las otras provincias del NOA, que tienen grandes posibilidades de dar más al desarrollo forestal argentino, “y debatir sobre un nuevo marco jurídico, es una fuente de oportunidad. Y la región debe sumarse a las estrategias del nuevo escenario”, convocó el funcionario.

También se refirió al aspecto social y el rol de la actividad. “La biomasa del bosque incluye a los productores de la leña y el carbón. Realmente es importante este segmento, tiene que ver con el último eslabón de la cadena foresto-industrial que requiere mucho trabajo en lo que respecta a una política de inclusión en la actividad. No aparecen en las estadísticas de la provincia, pero tenemos en Misiones más de 300 familias en la cuenca de carboneros con quienes estamos comenzando un trabajo de reconversión de la leña de bosques nativos al implantado, y están siendo contenidos dentro del marco normativo de la provincia, como una política necesaria de abordar y promover”, detalló el funcionario.

Gauto consideró finalmente que “el potencial de la dendroenergía es una buena noticia, entre tantas malas para la actividad. Realmente está movilizando al NEA y están ocurriendo las inversiones en la región”.

Misiones y Corrientes, son dos provincias de alta importancia dentro de la oferta de productos forestales en la Argentina, representan más del 70% de la oferta maderable con origen en forestaciones o bosques implantados y más del 65 % superficie forestada nacional. En Corrientes se han avanzado con tres importantes proyectos de generación de energía a partir de biomasa forestal, en Santo Tomé (Proyecto Kuera, que ge­ne­ra­ría en­tre 15 y 20 MW), en el Parque Industrial de Santa Rosa (Proyecto Genergiabio Corrientes, central eléctrica que tendrá 12.5 MW de potencia) y el mayor en Gobernador Virasoro (Proyecto Fresa, del Grupo INSUD y Grupo Benicio que generaría 40 MW de potencia).

En Misiones, desde hace varios años que los complejos industriales se autoabastecen de energía propia a partir del aprovechamiento de sus residuos forestales: Arauco Argentina, Papel Misionero, Establecimiento Don Guillermo, entre otros. Y ya está en marcha el proyecto PINDÓ Eco-Energía, que este viernes comenzó a entregar energía renovable al Sistema Interconectado Nacional en el marco del Programa RenovAr, y se convirtió en la primera empresa del país en entregar energía limpia proveniente de biomasa forestal y la tercera dentro de las empresas adjudicadas.

“Pero hay que movilizar la otra biomasa disponible, ya que entre Misiones y Corrientes hay un volumen de 14 millones de toneladas en el año de productos biomásicos, no solo de la dendroenergia sino que su desarrollo requiere de plantas de transformación física y planta de transformación química. Quienes tenemos responsabilidad del Estado, la mirada de largo plazo en el país, debemos mirar fuerte desde la gestión estos temas”, concluyó.

Los desafíos de la política nacional
Desde la perspectiva de la política nacional, Esteban Borodowski, director de Producción Forestal del Ministerio de Agroindustria de la Nación, sostuvo -entre sus conclusiones- que el gran paso que dio el país en la actual gestión de gobierno fue el fortalecimiento institucional y estratégico para apoyar la representatividad del sector, por medio de la creación de la Subsecretaría de Desarrollo Foresto-industrial bajo la órbita del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

“Esta reestructuración nos posicionó al mismo nivel político e institucional que cualquier otra actividad productiva del país, como la Agricultura, Ganadería, Lechería, o Pesca. Por otra parte, tenemos la responsabilidad desde la gestión nacional de ver toda la cadena foresto-industrial; por ello estamos ejecutando el Inventario Nacional de Plantaciones Forestales, el Primer Censo Nacional de Aserraderos, entre otras actividades que nos permitan adquirir información confiable para planificar las políticas públicas, y así mejorar los instrumentos”, explicó el funcionario nacional.

En este sentido, se refirió a la operatoria de la Ley 25.080, que es “una herramienta y, también, un nuevo desafío al cumplir sus 20 años de vigencia. En enero de 2019 es su fecha de finalización, pero los planes forestales son plurianuales, por lo que la operatoria de pagos seguirá funcionando, mientras que paralelamente se estará llevando adelante la discusión de su continuidad y modificación.En este aspecto, me parece que hay que aclarar que hace 20 años no pensábamos en plantaciones destinadas a la producción energía, de fuentes renovables; son nuevos desafíos que habrá que incluir en el debate por la promoción”, indicó Borodowski.

“La biomasa forestal no es un residuo como bien marcaron en estas jornadas los especialistas, hoy es un producto o es biomasa no utilizada que hay que poner en valor económico y destinar a una utilidad en el mercado. Esto mejorará la rentabilidad del cluster foresto-industrial del país”, aseveró el funcionario.

ARGENTINA FORESTAL - Misiones - ARGENTINA - 27 agosto 2017