El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

abeja portadaLos insectos ya tienen su propio hotel

Las abejas silvestres, las avispas, las crisopas o las tijeretas son algunos insectos que ya disfrutan del "hotel de insectos" que ha inaugurado el Real Jardín Botánico de Madrid, con el que pretende "fomentar la observación y el estudio de estos polinizadores y su relación con las plantas de los jardines"
Los insectos ya tienen su propio hotel
El centro ha construido esta estructura entre el huerto y el estanque de agua dulce como parte del proyecto “SOS Polinizadores”, impulsado por el RJB-CSIC y con financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), para facilitar la nidificación de los insectos y su supervivencia invernal, según explica en un comunicado.

 

Hotel de insectos
El espacio está diseñado para albergar en sus compartimentos distintas especies, como por ejemplo, las hembras de la abeja solitaria del género osmia “que usan cavidades horizontales, preferentemente en forma de tubos”, o como la xylocopa violácea -abeja carpintera-, “que construye sus galerías en troncos de un diámetro superior a 15 centímetros para invernar”, según la nota.

Con estos “hoteles para insectos”, el Real Jardín Botánico pretende fomentar la observación y el estudio de los insectos polinizadores y su relación con las plantas de los parques y jardines, ya que “son piezas clave para mantener el equilibrio ecológico y actúan en el control biológico”.

En este sentido, “casi un 90 % de las plantas angiospermas -plantas con flores que producen semillas encerradas y protegidas- depende de los animales para su polinización y producción de semillas viables”, según el comunicado, y en el caso de la Península Ibérica, “existen más de 800 especies de insectos polinizadores, en su gran mayoría, pertenecientes al orden hymenoptera”.

Además, algunas de las especies que se espera proteger con estas instalaciones se encuentran incluidas en la Lista Roja de Especies Amenazadas, como es el caso de la abeja silvestre.

Asimismo, “el hotel de insectos tiene también un objetivo pedagógico ilustrativo”, ha asegurado la entidad, que ha incidido en que esta infraestructura está orientada a que el público en general -y los niños en particular-, “conozcan de un modo cercano, descriptivo y práctico la biología de los insectos y los sistemas de protección de la naturaleza”.

AMBIENTUM - ESPAÑA - 10 octubre 2017