El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

produccion mielProducción de miel peligra con el cambio climático

El cambio climático es el principal enemigo de la producción de miel en Yucatán, junto con la pérdida de material forestal y vegetal, afirman especialistas.

La apicultora Nelly Ortiz Vázquez afirmó que esta problemática mundial pone en riesgo a las abejas, por lo que se buscan estrategias para evitar la caída en la producción del dulce que en Yucatán genera millones de pesos en ganancias por año.

“El cambio climático nos ha afectado pero se han sumado muchas más otras cosas. Qué estamos observando; las abejas requieren de sólo dos alimentos: el néctar y el polen que nos dan las flores, si no existe vegetación, entonces las abejas no tienen de donde hacer el pecoreo o la recolección del néctar de las plantas”, apuntó.

Señaló que esta situación está generando la pérdida de las colmenas, aunado a que las estrategias que se han implementado no están resultando del todo bien para apoyar al sector apícola.

Refirió que los productores reciben azúcar para alimentar a los insectos, aunque afirmó que ésta no les brinda las vitaminas que requieren y que aportan el néctar y el polen.

Dijo que la actual situación ya empezó a causar estragos a nivel estatal, pues ya se observan reducciones importantes en la producción de miel.

“En el 2000 había 10 mil toneladas por año en la cosecha de la miel, aquí en el Estado de Yucatán. Posteriormente a los siguientes años, hemos hablado hace seis años de seis mil, siete mil toneladas y esto propicia una situación económica baja para el apicultor”, apuntó.

Dijo que de seguir esta tendencia, la producción podría descender aún más poniendo en riesgo la actividad y los compromisos que se tienen a nivel mundial, pues el 95 por ciento de la producción se exporta hacia Europa.

Dijo que una de las estrategias para mantener con vida al sector, es que el productor evite cosechar toda la miel, de modo que deje reservas para que las abejas puedan alimentarse y mantener la producción.

Asimismo pugnó porque éstos propicien la reforestación como una estrategia para combatir el cambio climático y de paso, garantizar la supervivencia de las abejas.

LA REVISTA - MEXICO - 11 setiembre 2017